Personas y Cultura

La parábola de la gestión del tiempo

Un experto asesor de empresas en gestión del tiempo quiso sorprender a los asistentes de su conferencia. Sacó de debajo del escritorio un bote grande de boca ancha, junto con una bandeja con piedras del tamaño de un puño, y preguntó:

– ¿Cuántas piedras piensan que caben en el bote?

Después que los asistentes hicieran conjeturas, empezó a meter piedras hasta que llenó el bote. Y preguntó:

– Está lleno?

Todos lo miraron y asintieron. Entonces, de debajo el escritorio sacó un bote con gravilla. Metió parte de la gravilla dentro del otro bote y lo agitó. Las piedrecillas penetraron por los espacios que dejaban las piedras grandes. L’experto sonrió con ironía y repitió:

– Está lleno?

Esta vez los asistentes:

– Quizás no

– Bien!

Y puso encima de la mesa un tercer bote con arena que empezó a volcar en el primer bote. La arena se filtró en los pequeños agujeros que dejaban las piedras y la gravilla.

– Está lleno?

– No!

Cogió un jarrón de agua de un litro que empezó a vertir en el bote.

– Qué hemos demostrado?

– Que no importa lo llena que esté tu agenda, si lo intentas, siempre puedes hacer que quepan más cosas.

– NO!

Esta lección nos enseña que si no colocas las piedras grandes primero, nunca podrás colocarlas después. ¿Cuáles son las grandes piedras de tu vida? Tu familia, tus amigos, tus sueños, tu salud, la persona que aprecias… Recuerda, sitúalas en primer lugar y el resto encontrará el suyo.

One Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This blog is multi language by p.osting.it's Babel